Como parte del Plan Control Territorial, dirigido por el Presidente de la República, Nayib Bukele y el Ministro de Justicia, Rogelio Rivas, este día se ha realizado el traslado de sujetos de los Centros Penales de Izalco a Quezaltepeque y viceversa, quienes son responsables de girar órdenes para que se cometan hechos delictivos que atentan contra la población salvadoreña.

Desde este jueves 20 de junio se ha decretado estado de emergencia a nivel nacional en los centros penitenciarios del país. El objetivo de la medida es evitar que se giren órdenes hacia estructuras delincuenciales. El artículo 23 de la Ley Penitenciaria faculta a la DGCP para que se pueda decretar estado de emergencia en el Sistema Penitenciario.

Se realizó el traslado de 529 internos del Centro Penal de Izalco hacia Quezaltepeque; 495 de Quezaltepeque a Izalco; y de Quezaltepeque a Ilopango 18. En total fueron 1,042 privados de libertad.

Otra de las medidas que implementa el Gabinete de seguridad es la suspensión de la comunicación al exterior en todos los centros penales, por lo tanto, no se aceptará el depósito para pago de servicio de cabinas telefónicas en el Sistema carcelario.

El viceministro de Seguridad y director general de Centros Penales, Osiris Luna manifestó que siguiendo las directrices del mandatario Nayib Bukele y el titular de justicia, Rogelio Rivas se han tomado medidas severas para que ya no se giren órdenes desde los centros penales y que la delincuencia no siga operando.

Comparte:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on TumblrShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someonePrint this page