La Dirección General de Centros Penales (DGCP) en coordinación con Catholic Relief Services (CRS), dieron a conocer el programa de segundas oportunidades, denominado “Estoy Dispuesto” con la metodología cognitiva conductual conocido como TCC.

Los centros penitenciarios implementarán dentro de sus programas el plan de estudios, “Estoy Dispuesto” basada en terapia cognitiva conductual, el propósito es que las personas privadas de libertad aprendan a conectar lo que piensan, lo que sienten y las acciones que tomen. El objetivo es volverse personas consientes de las decisiones y acciones que cada quien tome.

“Estoy Dispuesto” es una curricula especializada que contribuirá a mejorar las relaciones intrapersonales, practicar el autocontrol, desarrollar el nivel de autoeficacia; además incorpora estrategias de facilitación para responder a las necesidades del participante y está diseñado para apoyar a las poblaciones vulnerables.

El programa básicamente genera una serie de herramientas que genera confianza para que actores claves en el proceso judicial puedan tener un respaldo que conlleve a ver los cambios y que habilidades contiene.

De esta manera el Consejo Criminológico Nacional adopta formalmente la curricula y la incorpora a las pautas de tratamiento penitenciario y oficialmente puede estar en el expediente de los internos.

Comparte:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on TumblrShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someonePrint this page