El Presidente de la República, Nayib Bukele ordenó endurecer política carcelaria tras atentados de pandillas, una de esas medidas es mezclar a internos de pandillas rivales en centros penales.

Con estos traslados se ha roto la organización que tenían las pandillas, en donde cada estructura se recluía en un determinado centro penal. Estarán encarcelados sin importar su denominación, informaron autoridades del Gabinete de Seguridad.

El director general de centros penales, Osiris Luna Meza, dijo que por instrucciones del Presidente Nayib Bukele y el Ministro Rogelio Rivas, están desmantelando las mafias instauradas desde la tregua, “vamos a recuperar el control de las cárceles y evitar toda la comunicación al exterior. Este día trasladamos más de 1,000 terroristas”, afirmó.

Señalaron que el objetivo es mantener incomunicado estos grupos criminales y romper las estructuras que se habían creado desde la tregua entre pandillas.

Algunas de las acciones contundentes de la DGCP en el marco del Plan Control Territorial son: Desarticulación del crimen organizado al interior de los centros penales. Anular la comunicación desde las cárceles al exterior.  Requisas estratégicas.

Con estas acciones se está rompiendo la organización que los miembros de pandillas habían instalado en los centros penales y continúa el estado de emergencia en el Sistema Penitenciario

Comparte:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on TumblrShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someonePrint this page