Como parte del proceso de rehabilitación y reinserción, se desplegó a 100 privados de libertad en fase de confianza para que realicen trabajos de limpieza y chapoda a la altura del Redondel Integración en San Salvador.

El Plan Cero Ocio está diseñado para que el cien por ciento de los internos realicen labores productivas, así como nos encomendó el presidente Nayib Bukele. Los privados de libertad de baja peligrosidad realizan tareas de carácter comunitario para resarcir su deuda a la sociedad.

Los internos que trabajan tendrán beneficios como establece la Ley Penitenciaria, que dentro de la actividad de tratamiento podrán redimir su pena mediante el trabajo o actividades de apoyo a la comunidad, a razón de dos días de pena por un día de labor efectiva.

Como institución seguimos dando las condiciones para que los privados de libertad se puedan rehabilitar a través de estimular su sentido de utilidad, para devolver a la sociedad una persona nueva y productiva con capacidad de servicio.

Comparte:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on TumblrShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someonePrint this page