Más de 300 privados de libertad en proceso de rehabilitación, han trabajo en tareas de limpieza y remoción de escombros en el deslave en Nejapa, los trabajos se realizan en coordinación con el ministro de Gobernación, Mario Durán y presidente de la Comisión Nacional de Protección Civil y otras instituciones que colaboran en la emergencia.

Asimismo, los privados de libertad ayudan con el traslado de víveres, limpieza, mantenimiento y adecuación de las instalaciones del Centro Escolar Aldea de las Mercedes, que servirá de albergue para familias afectadas por el deslave.

“Ante la alerta verde, vamos a trabajar previniendo desastres, “NO” descansaremos, seguiremos enfocados en nuestra misión de estar al servicio de la población vulnerable de nuestro país, hoy nuestros hermanos nos necesitan y con la ayuda de Dios les vamos a servir” aseguró el director general de Centros Penales, Osiris Luna.

En los trabajos de remoción de escombros participan 300 internos del centro de detención menor La Esperanza; otros 30 reclusos se encuentran laborando en dos albergues habilitados para las familias afectadas por la emergencia.

Comparte:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on TumblrShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someonePrint this page