Siguiendo los lineamientos del presidente de la República, Nayib Bukele, se destinó a 300 privados de libertad de fase de confianza del Centro de Detención Menor La Esperanza, para apoyar en la adecuación y logística de los albergues, preparados para las familias que residen en zonas de alto riesgo, ante la llegada del huracán Eta.

Los internos en proceso de rehabilitación, a primeras horas del día, se dedican a la limpieza y ornato, traslado de colchonetas, alimentos y en el mantenimiento de los espacios que están siendo habilitados como albergues durante la emergencia.

Asimismo, los privados de libertad continúan trabajando en la remoción de escombros para evitar más daño en la zona causada por el deslave que afecto a varias familias del municipio de Nejapa.

Privados de libertad de fase de confianza seguirán trabajando en la adecuación de los albergues durante la emergencia del huracán Eta, para las familias que puedan resultar afectadas por este fenómeno natural.

Comparte:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on TumblrShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someonePrint this page